miércoles, 27 de noviembre de 2019

Contra la violencia a las mujeres

La verdad es que deberían sobrar las palabras. Es un escándalo de tal magnitud los grandes pecados que contra los derechos humanos, se hacen en el mundo. Y especialmente contra las mujeres. Los datos están ahí y no hay más ciego que el no quiere ver y oir.
Y lo triste es que es a nivel mundial.

Nos unimos al dolor de tantas familias y mujeres que sufren un día si y otro también esa violencia tan cruel e inhumana. Perdón por las veces que os olvidamos en vuestro dolor.

San Pablo nos recuerda: "¿ O es que no sabéis que vuestro cuerpo es Templo del Espíritu Santo que habéis recibido de Dios y que habita en vosotros?" (1 Cor 6,16). El cuerpo de las mujer también es sagrado, porque Dios nos ha creado a todos a su imagen y semejanza. Cada vez que hacemos daño a una mujer, estamos violando el amor más sagrado de Dios.

Que sigamos unidos a todas las personas, que a lo largo y ancho del mundo siguen luchando por la vida y dignidad de tantas mujeres víctimas de la violencia machista.



No hay comentarios:

Publicar un comentario